Glosario PDF Imprimir E-mail
Aquí encontrará una serie de términos habituales en el lenguaje de la Odontología para que vaya familiarizándose con palabras que puede encontrar en su plan de tratamiento o al conversar con su odontólogo.
La finalidad de este glosario es que el paciente pueda ampliar o recabar información adicional y aclarar sus dudas respecto a los tratamientos y especialidades ofrecidas.
 
AFTA: pequeña ulceración dolorosa que puede aparecer en la mucosa bucal.
ABCESO: acúmulo de pus, producido, en general, por una infección bacteriana. Puede ocasionar fiebre, enrrojecimiento y dolor de la zona afectada.

ABRASIVO: producto que tiene la capacidad de provocar desgaste.
AMALGAMA: se usa este término para designar a la "amalgama de plata", la cual es una aleación utilizada en Odontologia para rellenar las cavidades provocadas por la caries y así restablecer la función masticatoria mediante la reposición con este material de los tejidos dentales perdidos.
APICECTOMÍA: procedimiento quirúrgico mediante el cual se elimina la porción final de la raíz de un diente.
ARCADA: espacio donde se alojan los dientes. Denominamos arcada superior al maxilar superior y arcada inferior a la mandíbula.
BRACKETS: pequeños aditamentos utilizados en los tratamientos de Ortodoncia que se adhieren a los dientes y junto con los arcos metálicos permiten ejercer la fuerza que producirá la movilización de los dientes.
BRUXISMO: hábito involuntario de apretar y rechinar los dientes, muy frecuente durante el sueño, que produce la destrucción del esmalte y la dentina. Afecta aproximadamente a un 20% de la población. Por lo general, el paciente no es consciente del problema, y será su odontólogo quien detectará esta conducta.
CANDIDIASIS ORAL: infección oral producida por hongos, generalmente Cándida Albicans. En los diabéticos, esta infección podría ser causada por una alta concentración de glucosa en los fluídos orales, la cual contribuye al desarrollo de estos hongos responsables de la infección. Son signos de esta enfermedad placas blanquecinas en la mucosa oral.

CARCINOMA: forma de cáncer con origen en las células de estirpe epitelial o glandular.
CARIES: enfermedad que destruye el tejido dental, causada por los ácidos liberados por las bacterias que se depositan en la superficie de los dientes. Si no es tratada, puede producir la destrucción total de los tejidos duros del diente, inflamación y posterior necrosis de la pulpa dental.

CARILLAS: finas láminas de cerámica o composite, que tienen la forma de las piezas dentarias donde irán adheridas.
CARIOGÉNICO: es la propiedad o el poder que tienen algunas sustancias para producir caries.
CIRUGIA ORAL: especialidad de la Odontologia encargada del diagnóstico y tratamiento quirúrgico de las enfermedades, traumatismos y defectos de los maxilares y regiones adyacentes.
CLORHEXIDINA: agente antimicrobiano tópico que se utiliza en forma de enjuague bucal o gel en la profilaxis y tratamiento de las infecciones orales, gingivitis y enfermedad periodontal.

COLUTORIO: líquido que se utiliza para enjuagarse la boca.
COMPOSITE: resina compuesta, utilizada en Odontología para empastar dientes.

CORONA: restauración de metal-porcelana o totalmente de porcelana que se coloca sobre un diente previamente preparado y cuya finalidad es conservar o mejorar la anatomía y función del mismo.
DISFUNCIÓN TEMPOROMANDIBULAR: alteración de la articulación temporomandibular (ATM) la cual es responsable de los movimientos de apertura, cierre y lateralidades de la mandíbula. Es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano. Todas las patologías que impiden el normal funcionamiento de este complejo sistema de músculos, ligamentos, meniscos y huesos se agrupan bajo la denominación de "Sindrome de Disfunción Temporomandibular". Frecuentemente, la disfunción de la ATM se manifiesta en forma de chasquidos, dolor cervical y craneofacial, bruxismo, etc.
ENDODONCIA: tratamiento que consiste en extraer la pulpa (nervio) y así evitar la pérdida del diente. Se realiza en piezas fracturadas, con caries profundas y en caso de lesiones irreversibles del tejido pulpar.
 
ENFERMEDAD PERIODONTAL: también denominada periodontitis o piorrea, es una enfermedad crónica e irreversible, que comienza con una gingivitis para luego proseguir con una retracción gingival y pérdida de hueso. Si no es tratada a tiempo, puede dejar sin soporte óseo al diente y provocar la pérdida del mismo.
EXODONCIA: extracción de una pieza dental.
FÉRULA: placa interoclusal que se utiliza en el tratamiento de las disfunciones temporomandibulares. Con ella se consigue una relajación muscular y el reposicionamiento de la articulación.

FISURAS OCLUSALES: hendiduras que conforman la anatomía y el relieve de las piezas dentales.
FLUORACIÓN: administración de flúor.
GINGIVAL: relativo a las encías.
GINGIVITIS: inflamación de las encías, causada por las toxinas de la placa bacteriana. Existen distintos grados de gingivitis. En general, se manifiesta en forma de encías enrojecidas, inflamadas, hipersensibles y sangrantes. En los casos más graves, puede llegar a producir una periodontitis o piorrea, con pérdida progresiva del hueso y del anclaje del diente.
HALITOSIS: mal aliento debido en la mayoría de los casos a una mala higiene bucal.
HERPES ORAL: enfermedad que se manifiesta con la aparición de unas pequeñas ampollas en los labios o dentro de la boca. Es suficiente que haya contacto directo por un período de tiempo breve para que el virus se transmita. El herpes oral en las personas adultas se debe generalmente a la reactivación de una infección de la niñez. Son molestas e inofensivas en niños y adultos pero pueden ser peligrosas en el recién nacido.
INTERPROXIMAL: espacio que hay entre dos dientes.
LEUCOPLASIA: lesión de la mucosa bucal causada por una irritación. Las lesiones pueden aparecer en la lengua o la parte interna de las mejillas.

LINGUAL: superficie del diente que mira hacia la lengua.
MALOCLUSIÓN: posición dental que implica una mala alineación de los dientes.
 
MAXILAR: hueso de la cara que da soporte a las piezas dentarias superiores.
OBTURACIÓN: vulgarmente conocido como empaste, consiste en rellenar con un material la cavidad que queda tras eliminar una caries. Se rehabilita la anatomía dental para conseguir una buena función, masticación y oclusión de los dientes y un buen sellado que impida que vuelva a producirse la caries.
OCLUSIÓN: comúnmente se conoce como mordida, es el engranaje de los dientes de la arcada superior con la arcada inferior.
ORTODONCIA: especialidad de la Odontologia que se dedica al diagnóstico, prevención y tratamiento de las anomalías de los dientes y la cara. Su labor es buscar el equilibrio facial a través del correcto alineamiento dental, posicionamiento de los huesos maxilares y la armonía muscular.
ORTOPANTOMOGRAFÍA: radiografía panorámica que muestra la totalidad de las estructuras orales. Esta proyección radiográfica permite el estudio simultáneo y comparativo de ambas articulaciones, las ramas ascendentes y la totalidad de las arcadas dentarias.

OSEOINTEGRACIÓN: es la unión directa y funcional que se forma entre el hueso maxilar y la superficie de los implantes dentales.
PLACA BACTERIANA: película de gérmenes que se encuentran en la boca y que se fija a los dientes y demás superficies orales.
PUENTE: prótesis fija utilizada para reponer uno o varios dientes ausentes. Se fijan de forma permanente con un adhesivo dental.
PULPA DENTAL: también llamado "nervio", se trata del tejido vasculo-nervioso que se aloja en el interior de los dientes. 
PULPITIS: inflamación dolorosa de la pulpa dental.

RESECCIÓN: eliminación de un tejido.

SARRO: depósito mineral que se forma sobre el esmalte cuando se calcifica la placa bacteriana. Se trata de una estructura dura y amarillenta, que se adhiere a los dientes y sólo puede ser eliminada mecánicamente mediante una limpieza dental.
SECTOR ANTERIOR: grupo de dientes que comprende los incisivos y caninos tanto superiores como inferiores.
SECTOR POSTERIOR: grupo de dientes que comprende los premolares y molares superiores e inferiores.

SELLADOR: resina compuesta que se aplica sobre los surcos y fisuras de las piezas dentales, minimiza el acúmulo de placa y disminuye la aparición de caries.
SENSIBILIDAD DENTAL: o hipersensibilidad dentinaria, se manifiesta como una molestia producida por los cambios de temperatura, la ingesta de frutas cítricas o azúcar y el contacto con el cepillo de dientes.
SEQUEDAD BUCAL O XEROSTOMIA: síntoma que define la sensación de sequedad de la boca. Se caracteriza por deficiencia persistente en el volumen de saliva necesario para mantener la boca húmeda. Además de causar numerosas molestias, como llagas, mal aliento, ardor en la lengua y dificultad al tragar, favorece la aparición de infecciones bucales y caries. Chupar caramelos sin azúcar o aumentar la ingesta de líquidos ayudan a combatirla. En casos más serios puede tratarse con saliva artificial.
ULTRASONIDOS: vibraciones que facilitan el desprendimiento del sarro. Es el sistema utilizado para las limpiezas dentales.